Horizontes Divididos

Publicado el 27 de Septiembre, 2005, 13:09

Día 9: Día de Sakiko y carreras  

Salimos del hotel a las carreras para llegar lo antes posible al tren. Había quedado con Sakiko a las 12, y entre Osaka y Nagoya hay cerca de 3 horas. Ademas, no teníamos hotel para quedarnos en Nagoya, así que teníamos que buscar. Llegamos temprano a Nagoya y salimos a buscar el YH, esta vez íbamos a quedarnos en el otro YH de la ciudad, que esta más cerca de la estación central. Como  no, nos perdimos :d, así que volvimos a preguntar, le preguntamos a una chica que pasaba por allí, que no sabia donde estaba, pero nos pidió el numero de teléfono del YH y llamo con su móvil, para ver donde estaba, tras mucho lío, nos indico hacia donde ir, la chica no acepto nuestro dinero por la llamada, muy maja.


Al llegar a la zona donde estaba el YH (detrás del Hilton O_O), vimos una comisaría, así que nos acercamos a preguntar pero el policía no tenia ni idea, menos mal que una señora que pasaba por allí, nos escucho y nos dijo donde estaba, estaba en la misma calle de la comisaría, unos metros mas alla (menudo policía, cuando le vimos venia de esa dirección). Al llegar al YH se nos vino el mundo encima, no tenían sitio para los 5 días que nos íbamos a quedar allí, ni siquiera tenían sitio para aquella noche, ademas, paso algo que todavía no habíamos visto, una japonesa borde, cuando le preguntamos si podía llamar al otro YH para ver si había sitio, nos dijo que no y sin ninguna razón, así que nos toco ir al otro. Esta vez no hicimos el idiota y cogimos el metro, ya sabíamos la parada, así que no hubo problemas, eso si, la carrerita fue otra vez agotadora. Cuando llegamos allí, nos dijeron lo mismo, que para 5 días no tenían sitio, pero al menos nos podíamos quedar esa noche allí. Las carreras que nos habíamos dado habían sido mortales, y la ducha que me había dado por la mañana, no había servido para nada. Tras llamar a Sakiko, me seque un poco el sudor, me puse la gorra, llevaba el pelo hecho un asco del sudor, y volví a salir corriendo hacia el metro para ir a la expo, donde habíamos quedado. Los otros irian a ver el Castillo y la Torre de Nagoya.

Había que hacer transbordo, pero cuando llegue a la parada, no vi el otro anden, así que llame a Sakiko, resulta que había que salir a la calle, habían hecho una entrada especial para el tren que iba hacia la expo. El billete costaba 350 yenes, lo mas caro que vi por allí, pero el tren era una maravilla, impulsado magnéticamente, era rapidísimo, y por dentro era amplio y estaba en muy buenas condiciones (era nuevo, esta claro). Durante el viaje, se me sentaron dos argentinos enfrente, que trabajaban en la Expo (no hable con ellos hasta que nos llegamos al final), y a mi lado se sentaron dos niño que iban con su padre. Fue divertidisimo, los dos niños me miraban, se miraban y le preguntaban al padre si yo era americano, y el padre, que creía que no lo era, me lo pregunto y yo le dije que era español. Los niños se quedaron "español? que es eso?" y el padre "que viene de España" y los niños "ahhh, hello", y yo empece a reírme.

Luego se presentaron los dos, en un magnifico ingles, a pesar de que tenían menos de 6 o 7 años los dos. Me quede flipado, me presente y nos pusimos a mirar por la ventana del tren, ya se veía el parque y los niños le iban preguntando al padre si habían llegado ya, que que era eso, en fin, lo que hacen los niños. Y llegamos al final, los niños se despidieron y salieron corriendo, y yo salí hablando con los dos argentinos, sobre la expo. Al final, tanto correr hizo que llegase temprano, así que no sabia que hacer y me di un paseito. Por fin la vi llegar, venia con una amiga que me sonaba de haberla visto en la universidad, y era cierto. También me quede asombrado, lo que me dijo era verdad, era altísima, su amiga al lado parecía pequeñísima, era la primera vez en mucho tiempo que miraba a una chica sin tener que agachar la cabeza, la verdad, me gusto muchísimo, ademas era muy mona, y muy simpática, aunque eso ya lo sabia. Me llevaron a ver su universidad, estaba bien, pero comparada con la nuestra era un poco... gris. Era un edificio de hormigón muy grande con un parque interior. Lo bueno era que estaba en la montaña, así que tenia unas bonitas vistas, ademas esta al lado de la expo, así que esta bastante bien. Tras comer allí, comí kitsune udon con el antiguo profesor de castellano de Norika (mi profesora de japones), cogimos su coche, un Mitsubishi azul, alto y cuadrado (los coches japoneses tienen un diseño un tanto extraño), y por dentro era la replica japonesa del Fíat Punto.

Me llevaron a un sitio genial, por menos de 400 yenes/hora, te dan un pequeño despacho, con un sofá a un lado y una mesa al otro. Encima de la mesa hay un ordenador conectado a internet, una playstation y una tele con dvd. Fuera, la tienda es todo estanterías, llenas de comics, revistas, periódicos, libros, dvds, juegos, y ademas, la bebida gratis (hay unas maquinitas de esas de bidón que se ven en los sitios de comida rápida, para que te sirvas tu mismo). Lo increíble, es que de noche no cierran, tienen una tarifa para que puedas pasar la noche allí por unos 1500 yenes, y ademas tiene hasta zona de duchas O_O. Tras una hora allí, que se paso volando, en la que me leí tres comics: vagabond 15, ichigo 16, slam dunk 8; fuimos a un centro comercial que estaba en la parada del metro. Tras hacernos unas fotos de stick, le pedí a Sakiko que me ayudara a buscar un Doraemon para mi prima, en vez de eso, encontramos un Totoro y no me pude resistir. Luego vimos otros peluches en la zona de bebes que eran de una foquita, que mona. Después de esto volvimos a la estación y allí nos despedimos. Aquí una foto de las dos:

Sakiko me recomendó que bajase en una parada para ir a ver Oasis 21, una zona comercial que estaba en la estación, donde habían varias cosas interesantes, como la tienda oficial de pokemon, la tienda oficial de Ghibli, la tienda oficial de Jump, ademas de varias tiendas de ropa, y una maravillosa pastelería suiza, donde me compre un bollito delicioso :p, como no, también me compre varias pijadillas en la tienda de Jump :d. Al volver al YH me encontré a lo otros, que tras estar con Kazumi, habían encontrado sitio para quedarnos los 2 últimos días, pero los otros 2 los tendríamos que pasar en Tokyo, y volvimos a ver a la hermana de Ronaldinho. Tras buscar un supermercado donde comprar algo para cenar, nos echamos unas partidillas de cartas mientras hablábamos con unas canadienses y un japonés que habíamos conocido, y nos fuimos a dormir, el día siguiente seria agotador.

Por surzin, en: Japón