Horizontes Divididos

9 de Septiembre, 2005


Publicado el 9 de Septiembre, 2005, 19:49

Sí, aunque parezca mentira lo que reza el título es cierto. Si no, que alguien me diga cómo es posible que se haya encontrado una vulnerabilidad altamente crítica en Firefox. Pues eso, que le tiene envidia al IE -y si no es envidia fijo que se lo ha pegado, al igual que se pega un resfriado y esas cosas-.

Noticia estraida de Kriptópolis.

Por surzin, en: Tecnología

Publicado el 9 de Septiembre, 2005, 15:07

Pues sí, hoy ha sido un día de esos para olvidar.

Ayer a última hora me dijeron la nota de uno de mis dos examenes de septiembre, el de Redes para ser exactos. La nota era suspenso a falta de 0.4 para aprobar, así que me dispuse a ir a la revisión que era esta mañana. Por lo que me he pegado el madrugón total, me he levantado a las 8 -sí, las 8 coño, para alguien que esta de vacaciones ya es un buen madrugón- y a las 9 me he ido a la universidad, una horita de coche ni más ni menos.
Llego a las 10 puesto que se supone que a esa hora comenzaba la revisión. Al llegar me dicen que hasta las 11 no llegaría el profesor -el muy cabrón nos quería descentrar llegando una hora más tarde de lo acordado-, lo que me jode mucho ya que podría haber dormido una hora más. El mamón llega a las 11.15 más feliz que unas castañuelas. Entra la chica que me antecedía. 20 minutos después sale y entro yo. Para comenzar hablamos un poco sobre -lo cabrón que es al poner exámenes- lo de bajar la nota para aprobar al mínimo exigido y bueno, para llegar a ese mínimo me faltaba poco. Comienza mirar el examen y bueno, "no hay nada que hacer, preséntate en diciembre" me dice. Le insisto un poco en ver si podía hacer algo de manga ancha pero no, así que me despido y al salir veo la notal del otro examen que me faltaba y.....también follada -joder, si ya sabía yo que no era buen día un viernes para ir a la universidad en verano-, de modo que más jodido que un perro apaleado me he tenido que comer otra hora de vuelta.

En el peaje de salida, para acabar de bordar la mañana, la puta máquina de pago con tarjeta no quería coger la maldita cartulina. 5 minutos pitando hasta que al final se ha dignado a venir alguien. Un "hola" un tanto frío y ¡buala!, consigue insertar la tarjeta por detrás de la máquina. Consigo salir de mi prisión momentánea y hasta ahora. Quien sabe lo que me deparará la tarde...

Por surzin, en: General